Libros

Por la valiosa información sobre la historia real de los hechos
que se narran en este libro, dejo expreso mi agradecimiento
al comandante Faure Chomón Mediavilla.
De igual manera, agradezco
a mis ayudantes: tenientes coroneles Juan F. Carrazana Castro y
Rafael Moreno Ruiz; sargento primera Neldis Valls Valls;
a Mirian Collazo Díaz y Alejandrina Garmendía Salas,
jefa de despacho y secretaria del presidente de la Asamblea Nacional
del Poder Popular en Ciudad de La Habana, respectivamente;
y a Alexis Rojas Aguilera, corresponsal de la AIN
en la provincia de Holguín, por su importante colaboración.

Es imposible repasar la papelería de Katiuska Blanco sin deslumbrarse ante la magia que impregna a todo cuanto escribe. Ella logra una perfecta armonía entre el periodismo, la literatura y la historia, cualidad que la convierte en una auténtica cronista, capaz de imprimir a sus trabajos un estilo propio, en el que se impone una búsqueda constante de la belleza, tanto en el lenguaje como en la esencia misma de los hechos, las personas y las cosas, aunque aborde temas difíciles como la guerra, el dolor, la pobreza, o tan sencillos como cualquier pasaje de la vida cotidiana.
La peculiaridad de volver una y otra vez sobre el mismo tema, ha permitido a la autora, agrupar sus crónicas en diferentes colecciones:
Ciudad soñada, por ejemplo, reúne las dedicadas a las calles de La Habana, donde a partir de la historia original que les da nombre, deja correr su imaginación y crea nuevos y apasionantes pasajes
de leyenda, y los libros Voces del Milagro y Niños del Milagro, en los que figura como coautora, incluyen otras nacidas de los reportajes realizados en Venezuela a familias favorecidas por la misión
médica cubana. En proceso de edición, están las llamadas Crónicas viajeras, que responden a las impresiones recibidas en otras tierras; su historia, sus tradiciones; Angola, que reúne las nacidas de su experiencia como corresponsal de guerra en ese hermano país y Fidel, un eterno caminante, las inspiradas en la vida, las hazañas y el magisterio de nuestro Comandante en Jefe.
El poeta Miguel Barnet, al referirse al libro Todo el tiempo de los cedros, paisaje familiar de Fidel Castro Ruz, apuntaba los rasgos que caracterizan, no solo a ese volumen, sino a toda la obra de Katiuska Blanco. Decía Barnet:
«Cuando me leí Todo el tiempo de los cedros, me di cuenta, por sobre todas las cosas, de que estaba ante una escritora, ante una novelista con una estética muy propia, una estética de una delicada
intención poética, una poética de gran sensibilidad, capaz de captar los detalles que pueda captar en la vida, en el mundo, en las texturas, una mujer sensible».
Desde mi Habana, es la colección que ponemos en esta ocasión en manos del lector, las crónicas que la conforman, tratan temas como la belleza, la felicidad, el amor, la amistad, el dolor, la patria…
y en cada una de ellas, podemos sentir esa gran sensibilidad de la autora, su espíritu un tanto romántico, su capacidad de estremecerse ante los más mínimos detalles y su facilidad para expresar emociones y trasmitirlas con sencillez y lirismo.
Alba María Orta Pérez

El 18 de noviembre de 1975, apenas tres días antes de la fecha en que sería proclamada la independencia de Angola, tropas del ejército de Zaire, del FLEC y mercenarios blancos invadieron Cabinda, la más norteña de las provincias angolanas. Combatientes de la FAPLA y algo más de doscientos instructores cubanos que los entrenaban hicieron frente a la agresión y la derrotaron en noventa y seis horas.

De aquellas épicas jornadas, los acontecimientos que la precedieron y la ayuda posterior brindada al pueblo cabindano trata esta obra, escrita por el jefe militar cubano que dirigió la batalla: Ramón Espinosa Martín.

La narración se enriquece con testimonios de combatientes, documentos hasta ahora inéditos y el prólogo del General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien valora: La previsión, la consecuente y preparación, el heroísmo en las acciones bélicas y la acertada dirección de la batalla de Cabinda condujeron a la histórica victoria que nos describe este libro. Con ella, se hizo realidad la consigna patriótica del MPLA: De Cabinda hasta Cunene un solo pueblo, una sola nación.

 

El autor René González Barrios pone a disposición del lector, los antecedentes más remotos de la bahía de la discordia del Caribe: los intentos de la marina inglesa, a mediados del siglo XVIII, de crear una instalación; y su ocupación en el verano de 1898 por unidades de la escuadra yanqui del Atlántico.

Destacado espacio y reflexión realiza González Barrios al aportar un caudal de conocimientos novedosos. Asimismo, la utilización de la instalación como trampolín para las agresiones contra otras naciones hermanas del Caribe, Centroamérica y México; el apoyo que el mando estadounidense le prestó al ejército anticonstitucional y pronorteamericano de Fulgencio Batista; y ya en el siglo XX, el peligro permanente de un conflicto de dimensión, a partir del 10 de enero de 1959 y la respuesta de la Revolución Cubana al crear la Brigada de la Frontera.

Obra literaria escrita para niños, da vida al yate Granma y este, en primera persona, cuenta sus experiencias desde que lo construyeron hasta la actualidad, mediante una narración donde mezcla fantasía con realidad.

En 43 páginas, con un lenguaje muy sencillo, la autora destaca las características y curiosidades de la embarcación, acercando los elementos marineros al vocabulario de los más pequeños.

Obama y el "nuevo enfoque" de política hacia Cuba

El Dr. Elier Ramírez nos propone nueve ensayos, surgidos al calor de lo acontecido en las relaciones Estados Unidos-Cuba desde lo históricos anuncios del 17 de diciembre de 2014, donde establece en sus análisis esa conexión dialéctica imprescindible: pasado, presente y futuro. A pesar de haber sido escritos en una conyuntura muy determinada constituyen fuente de información para cualquier estudio futuro sobre lo ocurrido e las relaciones entre Washington y La Habana en los años 2015 y 2016.

Páginas