Los jóvenes: blanco predilecto en la Guerra No Convencional

04 de Abril de 2022

La Guerra No Convencional (GNC) aparece en todos los medios de comunicación. Por desgracia no solo vive en ellos, por lo que no es virtual, es real. Hasta a los que la diseñaron como forma de guerra y agresión y la llevan a cabo contra países y gobiernos, creando desorden, caos, ingobernabilidad, revoluciones de colores y derrumbe de sociedades; han tenido que enfrentar los métodos y formas de manifestación de este engendro en sus propias calles.

 

Las principales víctimas son los países que no se pliegan a los intereses del imperio o que son identificados como obstáculos. El grupo social protagónico es el de los jóvenes. No importa el género al que pertenecen, el color de su piel, si son estudiantes o profesionales, artistas, seudoartistasoetiqueteados como tales, obreros, campesinos, intelectuales, profesores, periodistas o deportistas. Lo importante es explotar la fuerza y el ímpetu que, en todos los tiempos, distingue el ser joven. Y son también muchachos los que se levantan en el seno de los propios países capitalistas contra sus respectivos gobiernos.

 

Toda guerra tiene como principales protagonistas a los jóvenes. Los ejércitos que participan en La Guerra Convencional están compuestos, en su inmensa mayoría, por ellos. La GNC también diseña su estrategia para conformar un tipo particular de ejército. En los primeros momentos no llevan la denominación de soldados. Si las acciones de guerra cultural, psicológica e ideológica, comunicacional, simbólica o de información, no surten los efectos previstos de subvertir la sociedad agredida “sin disparar un tiro”[1] entonces ya aparecen en escena los jóvenes que durante tiempo han ido preparando como “guerrilleros”. Si estos, ya en acción, entran en desgracia, entonces reciben el apoyo convencional.

 

Esta intencionada denominación de “guerrilleros” es utilizada para dar la apariencia de fuerzas del progreso, de “revolucionarios” que se enfrentan a la opresión, a dictaduras, y que al alcanzar el poder inician la deseada “revolución”. Con este proceder tratan de manipular, de subvertir un símbolo por el que aún sufren y que goza de simpatía entre los jóvenes. Dotan de un nuevo contenido a participantes distintos, que enarbolan objetivos que no conducen al progreso, sino todo lo contrario. Mediante ellos, tratan de recuperar plazas perdidas en las cuales, con mucha paciencia, han ido creando las condiciones necesarias para hacerlas sucumbir y las imponen a otros países en los que avizoran inminentes peligros de que puedan tomar rumbos contrarios a sus intereses y edificar sociedades nuevas.

 

Este término, como parte de la estrategia de GNC, se lo endilgan a quienes logran comprar, captar o contagiar y preparan para llevar a cabo las acciones de su conveniencia. Primero con rótulos de “pacíficas” y después de “no pacíficas”.

 

No congratulan con el rango de “guerrilleros”, ni de manifestantes “pacíficos” a quienes en las entrañas del imperio o en el seno de sociedades que consideran aliadas, se levantan contra sus respectivos gobiernos. Pero para ello también tienen diseñada su Contra GNC.[2]

 

Como en los tiempos actuales se pondera el valor de la imagen, las fotos, videos, memes; estos medios los explotan para incidir en amplios públicos y el contingente que más se relaciona con ellos son los jóvenes. Las vistas de sentadas, manifestaciones, lanzamientos de piedras y cocteles molotov son constantes. Ello tiene sus consecuencias y estas también han sido previstas. La intención primaria es que sirvan como vía de contagio hacia determinadas sociedades y en ellas se repliquen. Pero también apreciaron que estas podían ser aprehendidas por sus propios ciudadanos jóvenes, los de Estados Unidos (EE.UU.) o de la vetusta Europa occidental. Jóvenes de estos confines también se han inspirado en acciones que han recepcionado en los medios y en las redes. Sobre ellos no aparecen artículos para convertirlos en héroes o personalidades célebres, todo lo contrario, los presentan como escorias de la sociedad, delincuentes. Ya no son los “guerrilleros”, sino los “terroristas”.

 

Para Cuba, los cubanos y sus jóvenes, el 22 de febrero de 2014, el General de Ejército Raúl Castro Ruz revelaba:

 

“[...] dondequiera que haya un gobierno que no convenga a los intereses de los círculos del poder en Estados Unidos y algunos de sus aliados europeos se convierte en blanco de las campañas subversivas. Ahora usan nuevos métodos de desgaste más sutiles y enmascarados, sin renunciar a la violencia, para quebrar la paz y el orden interno e impedir a los gobiernos concentrarse en la lucha por el desarrollo económico y social, si no logran derribarlos.

“No pocas analogías pueden encontrarse en los manuales de GNC, aplicados en varios países de nuestra región latinoamericana y caribeña, como hoy sucede en Venezuela y con matices similares se ha evidenciado en otros continentes, con anterioridad en Libia y actualmente en Siria y Ucrania. Quien tenga dudas al respecto lo invito a hojear la Circular de entrenamiento 18-01 de las Fuerzas de Operaciones Especiales norteamericanas, publicada en noviembre de 2010, bajo el título La GuerraNo Convencional.

“Ahora mismo en Ucrania están ocurriendo acontecimientos alarmantes. La intervención de potencias occidentales debe cesar, para permitir al pueblo ucraniano ejercer de forma legítima su derecho a la autodeterminación. No debe ignorarse que estos hechos pueden tener consecuencias muy graves para la paz y la seguridad internacionales”.[3].

 

 

Era el año 2014, las consecuencias han sido sufridas por muchos. El caso de Ucrania y su pueblo hoy es noticia diaria que recorre el mundo. Para los que sufren de forma directa ya no son los desmanes de la por entonces denominada por los medios como “revolución de la dignidad” ucraniana o a Maidan como su epicentro, sino la Guerra Convencional en toda su expresión, con las consabidas pérdidas, muertes y destrucción. La guerra actual también tiene causas derivadas de esos acontecimientos, resultados e itinerario emprendido. Las consecuencias ya son palpables no solo para Ucrania, Rusia y Europa, sino también para los EE.UU. y para todo el mundo.

 

El líder de la Revolución cubana Raúl Castro convocó a estudiar la GNC y remitía al por entonces documento oficial publicado por el Ejército de los EE.UU.Hoy, sobre GNCse han editado numerosos libros y artículos, pero además haytoda una colección de documentos programáticos del ejército de los EE.UU. sobre este tema.

 

Los jóvenes deberían estudiar, no por opiniones de terceros, la presente incluida, sino beber directamente de las fuentes y entre ellas:

 

  • ATP 3-05.1. La Guerra No Convencional. Septiembre 2013. Estado Mayor. Departamento del Ejército. Washington, DC, 2013.
  • Comando de Operaciones Especiales del Ejército de EEUU. Contra guerra no convencional. Libro Blanco. 26 de septiembre de 2014.
  • Ejército de EEUU Comando de Operaciones Especiales. Apoyo de las Fuerzas de Operaciones Especiales a la Guerra Política. Libro Blanco, Final. 10 de marzo de 2015.

 

En esos textos podrá constatar las bases ideológicas, la estrategia política y los procederes a ejecutar y que se llevan a la práctica bajo el rótulo de GNC.

Las misiones que tienen todo el conjunto de sujetos que en ella participan, desde el presidente, el Consejo de Seguridad Nacional, los Departamentos gubernamentales, las agencias que involucran, las ONG(s), las Fuerzas de Operaciones Especiales, las embajadas, hasta las fuerzas internas que pretenden erigir en protagonistas, en la añorada oposición y que aparezcan estas como las gestoras y únicas involucradas.

 

Los hechos demuestran irrefutablemente, que cuando estas guerras no convencionales logran su objetivo, de la nueva patria subyugada su pueblo solo recoge desesperanza, calamidades y pobreza; y ve con resignación que los beneficiados únicos son los que la auspiciaron desde el extranjero.

 

Joven, no te dejes manipular, lee y arriba a conclusiones propias. Ama a tu pueblo y a sus gentes. Haz por ellos lo que exija el momento históricoa tono con el lugar y posibilidades de que dispongas. Se cada día mejor y busca las vías para construir un país en el que tus sueños se hagan realidad. Involúcrate en empeños mayores cada día y que conduzcan hacia senderos de luz.

* Doctor en ciencias filosóficas, profesor e investigador titular. Investigador del Instituto de Filosofía.

 


 

Referencias:

[1] ATP 3-05.1. La Guerra No Convencional. Septiembre 2013. Estado Mayor. Departamento del Ejército. Washington, DC, 2013, p.172. Disponible en: https://www.academia.edu/37957963/ATP_3-05.1_LA_GUERRA_NO_CONVENCIONAL_SEPTIEMBRE_DE_2013

[2] Comando de Operaciones Especiales del Ejército de EEUU. Contra Guerra No Convencional Libro Blanco. 26 de septiembre de 2014.

Comentarios

En este sitio no se admiten comentarios que violen, incumplan o inciten a romper legislaciones cubanas vigentes o atenten y dañen el prestigio de alguna personalidad o institución, así como tampoco aquellos que contengan frases obsenas, groseras o vulgares. Verde Olivo se reserva el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas antes expuestas.

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que se muestran en la imágen.